ORTODONCIA

La ortodoncia pretende colocar los dientes rectos sobre sus bases óseas y conseguir buena relación entre las dos arcadas. Esto supone:

• Una mejor salud dental pues tiene relación directa con los tejidos blandos que soportan los dientes.

• Se reduce considerablemente el riesgo de padecer caries porque se deposita menos cantidad de alimento entre los dientes y se facilitar la higiene bucal.

Disminuyen los problemas periodentales y de articulación de la mandíbula, al contactar mejor los dientes.

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente se comprende que la ortodoncia propicie el mantenimiento de las piezas dentales y a la larga evita las pérdidas.

La faceta estética es también fundamental en sociedad. Tener una boca sana y armónica facilita la comunicación con los demás. Poder relacionarnos sin complejos contribuye a recuperar nuestra autoestima.

¿Cuándo se debe iniciar el tratamiento de la ortodoncia?

Ortodoncia infantil
Ortodoncia en adolescentes
Ortodoncia en adultos